Las Pesadillas de La Comisión de Ventas

Imaginase esto: usted trabaja en ventas – o en el desarrollo de negocios, o las relaciones con clientes, o asociaciones estrategias… – cualquier cosa que lo llamen, su trabajo es conseguir clientes, cerrar acuerdos, adquirir clientes – para conseguir dinero entre la puerta.

Y usted es bueno en este trabajo. Sabe que es. Adelante – sopla este aire cálido en sus uñas y frótelas en su solapa.

La compañía para que trabaja usted tiene una estructura de comisión. Usted obtenga ventas, y gana una cantidad especifica de dólares por sus esfuerzos. A usted le encanta este arreglo; está motivado por esto. Usted trabaja fuerte, sabiendo que, por cada hora extra que trabaja, la compañía va a beneficiar, y usted va a beneficiar.

Ah, pero también hay la impresión fina. Usted sabe, esas frases poquitas y molestas o frases legales apenas inteligibles que usted miró rápidamente cuando estaba firmando su papeleo de nuevo contratación. Gemas poquitas como:

  • “Esta bonificación es discrecional” o
  • “Este plan de bonificación puede ser modificada por la gerencia en algún momento” o
  • “Si usted todavía no está trabajando aquí cuando el cliente quien firma el contrato ha pagado por completo, usted no reciba la comisión”

¿Qué? ¿El contrato en realidad contiene esto? ¡Que enormemente injusto! ¿La compañía puede hacer eso?

La respuesta es – (usted lo adivinó) – depende. Algunas veces, usted está completamente fuera de suerte, y algunas veces hay algo que puede hacer, aun si a primera vista usted piensa que está atascado.

Mucho puede depender en cuales leyes de cuales estados se aplican. Algunas veces, es fácil ver, y otras veces no es. Frecuentemente, si hay un contrato escrito, el contrato especifica cuales leyes de cual estado gobiernan. Excepto esto, lo predeterminado usualmente es que el estado en que usted está haciendo el trabajo es el estado cuales leyes gobiernan.

Pero, en cualquier caso, sin importar cuales leyes de cual estado están en cuestión, muchas veces depende en como las cosas están escritas en el documento – o no escritas. Algunos estados se requieren que los acuerdos de comisión están escritos, y cuando esta regla no esta seguido, generalmente la presunción esta en favor del empleado. Si hay un documento escrito, ¿está perfectamente claro el lenguaje?  Si no, y hay una ambigüedad, es posible que usted tenga la habilidad de presentar evidencia fuera del contrato para proporcionar contexto.

Si usted está empezando nuevo trabajo, o tiene la oportunidad de negociar un contrato escrito, es increíblemente importante que no simplemente firma cualquier cosa que está puesta en frente de usted.  Nosotros queremos que las cosas sean muy claras, fáciles de entender por alguien fuera de la organización, y escritas en su favor en una manera justa.

Si usted esta saliendo de un trabajo, o la compañía se está mostrando reacios a pagarle a usted una comisión que usted crea que tiene derecho a, revisa sus opciones con un abogado. En algunos estados, como Nueva York y Colorado, una compañía que injustamente retiene estas comisiones posiblemente está en violación de las leyes salariales del estado, que significa que es posible que usted tenga derecho a recuperar no solo el dinero que se le debe la compañía, pero también penalizaciones adicionales y los honorarios del abogado. Muchas compañías no pagan comisiones correctamente, y no es justo. No tiene miedo de defenderse y reclamar lo que ha ganado – nosotros estamos aquí para ayudarle hacer exactamente eso.

Escrito por Penn Dodson